Páginas vistas en total

lunes, 16 de junio de 2014

PATATAS CHEESE BACON ESTILO FOSTER'S HOLLYWOOD A MI MANERA!!!


Hola!!!
Bueno, siento mucho la ausencia en estas últimas semanas, pero como en ciertas épocas del año ando bastante liada con trabajo y exámenes así que no puedo actualizar el blog tanto como me gustaría.
Hoy os traigo una muy buena receta que además creo que es perfecta para comer una de estas noches en las que os reunís  con los amigos a ver un partido del mundial, por ejemplo.
En este caso son las deliciosas patatas fritas que están tan de moda últimamente en todas las bocaterías, pero que como todos sabemos, son la imitación de las de una famosa cadena de hamburgueserías.


Como siempre os digo, me gusta "imitar" en ciertas ocasiones este tipo de recetas, más que nada porque me gusta saber lo que realmente como y también, porqué no, me gusta darles mi toque personal.
Ya sabéis que el ingrediente estrella de estas patatas es la salsa ranchera, pero en este caso yo prefiero elaborar esta salsa que me gusta mucho más y no es la típica que está bastante buena, pero que ya no sorprende nada. Así que especialmente si sois unos ratones como yo, os encantará esta salsa y os resultará un acompañamiento delicioso para unas buenas patatas con beicon.

Pasamos a los ingredientes:
-Una o media bolsa de patatas fritas de las que venden congeladas.(dependiendo de las personas que seáis pondréis más o menos patatas, al gusto). En este caso os doy las cantidades para una fuente de unos 20 centímetros, que sería unos 400-500 gramos aproximadamente.
-Beicon, cantidad también al gusto, dependiendo de las patatas que vayáis a cocinar y de lo que os guste. En este caso, pondremos unos 100-150 gramos.

PARA LA SALSA:
-2 o 3 cucharadas de yogur griego o salsa de yogur.
-2 cucharadas de mayonesa.
-1 cucharada (o más, dependiendo de lo que os guste) de queso roquefort, o cualquier queso que os guste y le de un toque especial.
-1 cucharada de postre de orégano.
-Una pizca de pimienta blanca.


Lo primero que haremos será colocar las patatas extendidas sobre papel encerado en una placa de horno y las horneamos a unos 180-200º C durante unos 20 minutos con el horno precalentado o hasta que veáis que están doradas. Yo siempre suelo cocinar este tipo de patatas en el horno, ya que nos quedan crujientes y sin nada de aceite. Es importante que están bien extendidas y no es necesario que compremos las especiales para horno, cualquier tipo nos vale.


Una vez tengamos las patatas horneándose pasamos a elaborar la salsa, que mezclaremos directamente en el recipiente donde vayamos a hornearlas y servirlas, que a mi siempre me gusta que sean cazuelas de barro.


 Mezclaremos la mayonesa y salsa de yogur y añadiremos el roquefort, el orégano y la pimienta, removiendo hasta que se mezclen bien todos los ingredientes. Si queremos tener más salsa, simplemente id añadiendo un poco más de cada ingrediente y ajustadlo a vuestro gusto poniendo más o menos cantidad de queso, etc.




Una vez tenemos la salsa cubriendo el fondo de nuestra cazuela pondremos unos trozos de beicon encima, y si queremos un puñado de queso mozzarela para luego encontrar esos "hilos" de queso entre las patatas.


Colocamos las patatas fritas ya cocinadas y por último añadiremos el resto de beicon troceado y una buena cantidad de un queso que funda bien.

















Y al horno.... hasta que se doren asi:

Si os apetece podéis espolvorearle además del queso rallado un poco de cebolla deshidratada para aportar un toque de sabor. ¡Y ya sólo os queda disfrutarlas con los amigos viendo un partido de fútbol acompañadas de una cervecita fresca!



ENJOY YOUR MEAL!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios y criticas constructivas serán bien recibidas!
Gracias por dedicar un ratito y dejar vuestra opinión, es lo que da sentido al blog!